domingo, 19 de febrero de 2017

DECHADOS



. Algunas veces en alguna red social, preguntan eso de qué es un dechado?
Me encanta esparcirme en el tema debido a que este tipo de bordados me fascinan, quizá porque vienen de bordadoras de siglos atrás, francesas, americanas, holandesas, 

Los dechados o muestras, son trabajos de costura que se realizaban  para aprender y donde se bordaban diferentes tipos de bordados y puntos.

Abecedarios, motivos de guerra, florales, coronas....etc. También recogen el nombre de la persona que lo llevó  acabo, así como el lugar donde vivía,  el día y año realizado, para terminar incluso con el nombre de la maestra o profesora con el que fueron instruídas en la materia.
Se bordaba en tela de lino de unos 15 a 20 cm. de ancho.


Los dechados fueron realizados en contextos con características diversas. La revisión de su historia y su evidencia material apunta a que su configuración más tradicional resultó de una práctica antigua en Europa occidental.
Los dechados más antiguos que han llegado hasta la actualidad son de los siglos XV y XVI. Estos se han considerado como patrones, sin embargo también existieron patrones impresos que se comercializaron desde el siglo XVI.2
Los dechados ingleses del siglo XVI se elaboraban en una banda de tela de unos 15 a 20 cm de ancho. La tela era generalmente de lino bordado. Estos eran denominados dechados en banda y se los valoraba mucho, a menudo son mencionados en testamentos y transferidos de generación en generación. Estos dechados eran trabajados utilizando una gran variedad de puntos de bordado, tipos de hilo y ornamentos. Muchos de los cuales eran extremadamente elaborados, incorporando tonos de colores sutiles, seda e hilos con hebras metálicas, y utilizando puntos yugoslavo, florentino, cruz, cruz de brazos largos, cruz italiano bifaz, arroz, Holbein, ojo argelino y de ojal. Los dechados también incorporaban pequeños diseños de flores y animales, y diseños geométricos bordados utilizando hasta 20 colores distintos de hilo.
Dechado de alfabeto en punto cruz obra de Elizabeth Laidman, 1760.
El primer libro de patrones de bordado se imprimió en 1523, pero no eran fáciles de obtener y un dechado podría ser la forma más fácil de material de referencia con que contaban las mujeres.
Uno de los dechados más antiguos se encuentra expuesto en el Victoria and Albert Museum en Londres, el mismo fue bordado por Jane Bostocke quien incluyó en el mismo su nombre y el año 1598 en la inscripción. Posteriormente el dechado evolucionó incluyendo inscripciones con citas religiosas o morales, a la vez que todo el dechado se ordenó de manera metódica. Para el siglo XVIII, los dechados contrastaban de manera evidente con los producidos en los siglos anteriores. Estos nuevos dechados se bordaban más como una demostración de habilidad y conocimiento que para almacenar información sobre un determinado tipo de bordado. El bordado de dechados era considerado una muestra de virtud, logro e industriosidad, y a las niñas se les enseñaba este arte desde muy jóvenes.
En el siglo XVIII, en el contexto de la Ilustración, se consideraba a las “labores mujeriles” como parte de las prácticas características de las mujeres; estas agrupaban el arreglo de prendas y la confección de fajas, calzones, pañuelos y sábanas, además de la elaboración de los dechados; así como el adorno de textiles con bordado, deshilado o encajes. Al considerarse un punto básico de la educación femenina, se propició la elaboración de dechados desde la niñez. Del mismo modo, se proponían como una buena alternativa a los paseos, fiestas o visitas.
Desde aquella época contrastaban dos aspectos de la elaboración de dechados. Por un lado, se revisaba el sentido mecánico que suponía resumir el aprendizaje de ciertos ejercicios de repetición; por el otro, se enfatizaba su “primor o inventiva” que hacían estimables sus resultados. Teniendo como ejemplos a personajes como la propia reina Isabel I de Castilla (Isabel La Católica 1451-1504), se argumentó que estas labores eran propias de las mujeres sin importar su procedencia u ocupación  pues resultaban beneficiosos para la ejecutante por ser un buen empleo de su tiempo. Igualmente era apreciado que la señora del hogar incentivara a sus empleadas e hijas a practicar estas tareas supervisándolas y corrigiéndolas de ser necesario. Finalmente, se pensaba que la sociedad en general apreciarían estas prácticas por convertir a su ejecutante en buen ejemplo para su género y en este contexto se inscribió la práctica de dechados. 

dechados del norte de europa

Fuente: GOOGLE

Este en concreto me parece de lo más interesante para llevar a cabo un dechado en nuestros días. 

LO RECOJO COMO MODELO PARA BORDAR. No quiere decir que sea lo mismo, pero sí, el formato para que quede constancia de mis habilidades con la aguja, je, je, je.....Quizá si fue bordado en 2008, es muy posible que encuentre el gráfico original.
Se podría comentar mucho al respecto. 
GOOGLE, está lleno de imágenes de ellas, allí encontramos maravillosos dechados y muestras de diferentes estilos.
PINTEREST, catálogo de ideas global.
Es una aplicación que descubrí no hace mucho, pero que me llena y satisface cada día más.
En Pinterest, puedes encontrar y buscar lo que necesites y te guste. Puedes crear tu hobby y clasificarlo por carpetas. En mi caso el bordado, y más aficciones están organizadas por las mismas.
Sin Pinterest, estaría perdida!!!!

No me quiero extender mucho más porque todo está en INTERNET. Sólo hay que tener tiempo e ilusión para buscar, encontrar y aprender. 
FELIZ DOMINGO!!!